A la hora de reformar paredes de nuestra casa o querer crear una nueva estancia en nuestro hogar debemos saber elegir bien tanto los materiales como la decoración. Si lo que estás buscando son materiales duraderos, fáciles de limpiar y que además, te pueden proporcionar mucho juego a la hora de decorar, lo que estás buscando son los revestimientos y pavimentos cerámicos.

Uno de los tradicionales y a la vez más resistentes que ha sabido ir adaptándose a las tendencias decorativas.

Consideraciones a tomar para remodelar paredes con cerámica:

La primera consideración consiste en revisar toda el área, si es por ejemplo una pared de concreto o de antiguos cerámicos o enlucido, verificar la existencia de grietas y rajaduras; si estas son muy pequeñas y sanearlas con material elástico.

Reformar paredes

Reformar paredes

Tener cuidado de no rellenar o resanar las juntas de dilatación las cuales deben ser tomadas en cuenta al momento de instalar y respetarse en la colocación del suelo. En el caso de gritas grandes es conveniente picar un poco y luego resanar, si es posible verificar el porqué ha ocurrido esa grieta y si es algo mayor o complicado es mejor corregir antes de colocar.
Puedes elegirlas más discretas o llamativas que de esta forma siempre transmiten sensación de alegría. Como en la imagen, en el cuarto de baño pueden aportar delicadeza y ofrecer un toque de color al resto de paredes.

Los azulejos cerámicos.

El alicatado es tradicionalmente la opción más empleada, pero no por eso no implica modernidad. En algunos casos, un azulejo verde pastel reviste las paredes hasta media altura. El tramo hasta el techo se pinta de color blanco para conseguir sensación de altura. Una cenefa blanca con textura decora este alicatado, rompiendo su uniformidad.

Si nos decantamos por esta opción, no podemos olvidarnos de combinarla con madera.